sábado, 10 de mayo de 2014

La obra maestra a manos de Jaime Gosis

El punto más álgido del pianismo en el tango no podía esperar más. Aunque no va más allá de una opinión personal, para mí esta pieza supone un clímax en todo el universo pianístico en el tango. En ella se reúnen los dos factores principales que, en mi opinión, debe tener toda obra maestra: excelencia compositiva y una gran carga emotiva. Se trata de la Romanza del Duende, perteneciente a la ópera María de Buenos Aires, del gran Astor Piazzolla.

No solamente es una composición magnífica, sino que además está interpretada aquí de una manera sublime por Jaime Gosis. Lección de fraseo, sentido cadencial y musicalidad, donde el ritmo ni aparece, ni se le echa de menos (a excepción de los interludios del ensemble). Recomendaría a los intérpretes de las tres o cuatro versiones disponibles en youtube que escucharan a Jaime, es una cosa totalmente diferente.

En cuánto a la emotividad, recuerdo que conocí esta romanza en una interpretación en directo llevada a cabo por Pablo Zinger (otro gran pianista), durante una representación de la ópera. Este "intermezzo" resulta ser el punto de inflexión de la historia, lo que antes era perdición ahora es esperanza, de la fatalidad surge ilusión. Lo que viene siendo una resurrección, vamos. Y de qué manera, el genio de Piazzolla, de la mano de Ferrer, consiguen darle el sentido necesario para estremecer, como me sucedió a mí, al oyente de un modo sensacional.

(Pinchar aquí para escuchar Romanza del duende en youtube)


(Volverán los análisis científicos...)